11 ene

La posibilidad de que el gobierno mexicano reduzca el gasto público a lo largo del 2015 como resultado de los vaivenes de los precios del petróleo, responde a una política de responsabilidad y brinda certeza a los inversionistas en el país, señaló José Ángel Gurría.

La posibilidad de reducir el gasto público frente a la disminución de ingresos debido a las variaciones en los precios de petróleo que se registra actualmente, es un mensaje que debe dar tranquilidad a los agentes económicos y debe celebrarse esa respuesta “tan responsable”, dijo el secretario de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría.

Este jueves, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, señaló que la “decisión clara” del Presidente es que cualquier necesidad de ajuste se debe relacionar con el gasto público.

“Lo que dijo el secretario fue importante. Dijo: en caso de que llegase la caída del petróleo afectar las finanzas públicas no habría ni más impuestos ni más déficit, lo que habrá son recortes del caso”, afirmó Gurría.

Luego de firmar un acuerdo de colaboración para asesorar a México en los procesos de contratación pública para construir el nuevo aeropuerto del país y el tren México-Querétaro, descartó mencionar que programas podrían verse afectados.

“Lo que quiero pone en contexto es la forma que se mencionó, no demos por hecho que habrá necesidad de hacer recortes. Lo que se dijo es que en caso de que hubiere, y entonces tendremos que ver qué se pueden hacer, cuáles son proyectos indispensables, inaplazables y obras que se puedan diferir en el tiempo”, agregó.
Las variaciones en precio de petróleo

Gurría refirió que las coberturas existentes sobre el precio del petróleo permiten al país el tiempo suficiente para reflexionar y analizar dónde quedará en el mediano y largo plazo, además reiteró que “hay una buena conducción de las finanzas públicas” y eso genera certidumbre.

“Lo que sucede con el petróleo es algo que pasa mientras platicamos. Todavía no sabemos dónde se va detener. Habrá un rebote, seguramente, de los precios. Los futuros sugieren que a dos años los precios serán superiores a la actuales, pero no sabemos en qué nivel”, agregó.

Gurría recordó que durante la administración del ex presidente Ernesto Zedillo, ocupó el cargo de secretario de Hacienda y vivió una situación similar de alta variación en los precios del petróleo y la instrucción fue similar, no incrementar impuestos y hacer recorte del gasto público atendiendo las prioridades establecidas por el Congreso “con responsabilidad”.

Dejar un comentario